Participa,da tu opinión pero no nos convenzas, ¿Nos haces reflexionar?

sábado, 7 de marzo de 2009

El valor de la Honestidad

Se cuenta que allá para el año 250 a.C., en la China antigua, un príncipe de la región norte del país estaba por ser coronado emperador, pero de acuerdo con la ley, él debía casarse.
Sabiendo esto, él decidió hacer una competencia entre las muchachas de la corte para ver quién sería digna de su propuesta.
Al día siguiente, el príncipe anunció que recibiría en una celebración especial a todas las pretendientes y lanzaría un desafío.
Una anciana que servía en el palacio hacía muchos años, escuchó los comentarios sobre los preparativos.
Sintió una leve tristeza porque sabía que su joven hija tenía un sentimiento profundo de amor por el príncipe.Al llegar a la casa y contar los hechos a la joven, se asombró al saber que ella quería ir a la celebración.
Sin poder creerlo le preguntó:- ¿Hija mía, que vas a hacer allá? Todas las muchachas más bellas y ricas de la corte estarán allí. Sácate esa idea insensata de la cabeza.
Sé que debes estar sufriendo, pero no hagas que el sufrimiento se vuelva locura. Y la hija respondió:- No, querida madre, no estoy sufriendo y tampoco estoy loca. Yo sé que jamás seré escogida, pero es mi oportunidad de estar por lo menos por algunos momentos cerca del príncipe. Esto me hará feliz."Por la noche la joven llegó al palacio.
Allí estaban todas las muchachas más bellas, con las más bellas ropas, con las más bellas joyas y con las más determinadas intenciones.Entonces, finalmente, el príncipe anunció el desafío:- Daré a cada una de ustedes una semilla.
Aquella que me traiga la flor más bella dentro de seis meses será escogida por mí, esposa y futura emperatriz de China.
La propuesta del príncipe seguía las tradiciones de aquel pueblo, que valoraba mucho la especialidad de cultivar algo, sean costumbres, amistades, relaciones, etc.
El tiempo pasó y la dulce joven, como no tenía mucha habilidad en las artes de la jardinería, cuidaba con mucha paciencia y ternura de su semilla, pues sabía que si la belleza de la flor surgía como su amor, no tendría que preocuparse con el resultado.
Pasaron tres meses y nada brotó. La joven intentó todos los métodos que conocía pero nada había nacido.
Día tras día veía más lejos su sueño, pero su amor era más profundo.Por fín, pasaron los seis meses y nada había brotado.
Consciente de su esfuerzo y dedicación la muchacha le comunicó a su madre que sin importar las circunstancias ella regresaría al palacio en la fecha y hora acordadas, sólo para estar cerca del príncipe por unos momentos.En la hora señalada estaba allí, con su vaso vacío. Todas las otras pretendientes tenían una flor, cada una más bella que la otra, de las más variadas formas y colores.
Ella estaba admirada. Nunca había visto una escena tan bella. Finalmente, llegó el momento esperado y el príncipe observó a cada una de las pretendientes con mucho cuidado y atención. Después de pasar por todas, una a una, anunció su resultado.
Aquella bella joven - la del vaso vacío - sería su futura esposa. Todos los presentes tuvieron las más inesperadas reacciones. Nadie entendía por qué él había escogido justamente a aquella que no había cultivado nada.Entonces, con calma el príncipe explicó:

- Esta fue la única que cultivó la flor que la hizo digna de convertirse en emperatriz: la flor de la honestidad. Todas las semillas que entregué eran estériles.Si para vencer, estuviera en juego tu Honestidad, entonces pierde. Así, serás siempre un Vencedor.

4 comentarios:

  1. Alicia Amezcua escribe:

    Entiendo por ser honesta una forma de vivir congruente entre lo que se hace y lo que se dice.
    La dificultad radica en que no siempre lo que decimos lo tenemos interiorizado por lo que finalmente nuestro discurso hace aguas.

    La protagonista del cuento realmente ama al príncipe????, no estoy segura, ella acude más bien para satisfacer una ilusión: estar cerca de él y repite sólo por alimentar dicha ilusión. Cómo se puede amar a alguien a quién no se conoce y que además te pone a prueba para poder estar con él????
    Está muy bien ser honesta, si se entiende por decir siempre la verdad.
    La diferencia entre una y otras es el objetivo, unas quieren el poder, la riqueza y ella sólo quiere la cercanía por lo que los medios que utilizan son distintos.
    A la única que veo honesta es a la madre que por la ilusión de su hija siente tristeza,incluso le dice sácate esa idea insensata de la cabeza (aunque la justificación no sea la más apropiada).
    Este cuento puede confundir y hacernos creer que cuando somos sinceras con un hombre éste se casará con nosotras jajaja
    Él sólo busca a una mujer sumisa no a una inteligente que resuelva. ¿Quién querría estar con un hombre así?
    Os propongo otra idea más sugerente

    LAS NIÑAS BUENAS VAN AL CIELO, LAS MALAS A TODAS PARTES

    ResponderEliminar
  2. Yo opino diferente, yo pienso que la honestidad está más hayá de la coherencia con lo que uno piensa o siente, más bién uno tiene que serlo con uno mismo y con los demás, tratandose más bién de sinceridad y lealtad en los hechos. Se trata de buena fe y buenas intenciones.
    Si se trata de hablar del amor romantico, cada uno es libre de vivir y definir el amor como quiere, es una cuestión muy personal, yo prefiero creer en el a mi manera.Pero por supuesto creo en el amor, creo que es una de las cosas que mueve el mundo, por supuesto es lo que me mueve a mi por encima de todas las cosas (no solo el de pareja) sino en general. Y sobre todo en el 250 antes de cristo y en china.... en ese contecto lo que más valoro es la honestidad de esa joven para la cual el fin no justifica los medios, la cual honestamente y con buena fe e intenciones de amor (sin posesión, por encima del te quiero para mi aunque seas infeliz o por encima de todo)hace lo que le dicta su corazón y a pesar de todo con la verdad, por encima de todas las cosas.
    para mi es un lema:
    "Sigue siempre el dictado de tu corazón, que la honestidad en tus actos y con quienes te rodean te harán vivir tranquila"(y dormir por las noches )jajajajaja

    Yo creo que si es importante la sinceridad a la hora de estar con alguien tanto si eres hombre o mujer y por supuesto a la hora de elgir, tener en cuenta que sea honesta con uno mismo y con quienes le rodean.

    "Las chicas buenas van al cielo, las malas a todas partes" Pero la honestidad les hará viajar tranquilas y disfrutar de gente autentica.

    ResponderEliminar
  3. Vicky escribió:
    "La honestidad es una cualidad humana que consiste en comportarse y expresarse con coherencia y sinceridad, y de acuerdo con los valores de verdad y justicia....."

    Creo que ambas hablais de los mismo pero centrado en aspectos distinto. Segun parece la honestidad tiene que ver con la coherencia y la sinceridad pero tambien con la verdad y la justicia.

    Y como en todos los dilemas de la vida en cuanto a sentimientos y actitudes ante las cosas, es todo tan subjetivo que cada uno tiene su verdad, es justo segun su criterio y actua basandose en su propia coherencia.

    Teniendo cada uno su rasero de medidas, dificilmente se puede llegar a un punto en comun en estas cuestiones, aunque bien es cierto que teniendo en cuenta o al menos visualizando otros puntos de vista podemos llegar a la conclusion ( a la que yo al menos llegué hace mucho) que ni todos somos tan sinceros, ni tan coherentes, ni tan justos, que ninguna verdad es absoluta y que cada cual tiene la suya segun las experiencias vividas. esto hace que lleguemos a la conclusion que no todos somos tan honestos ni con nosotros mismos ni con los demas.

    ¿puede significar esto que somos personas horribles?
    Para mi no significa mas, que somos PERSONAS, que nos equivocamos, que nos caemos y levantamos, y en definitiva que vamos aprendiendo segun vamos viviendo.

    Sobre todo para mi es claro y evidente (segun mi criterio) que solo se puede ser con los demas como uno es consigo mismo.

    ResponderEliminar
  4. Esta bién,en ese levantarnos, en esa imperfección en ese aprendizaje de mejora acuar honestamente (con uno mismo pero también con los demás)
    ¿Y quie dice lo que es honesto con los demás? las reglas del juego.. Si mi objetivo es ganar a las cartas, pese a todo y hago trampa.. (Va bién si cumplo el objetivo, soy coherente con mis ganas y mi deseo sin importarme los demás)pues a por el ... (pero la coherencia está en saber que no lo estoy haciendo honestamente, si a mi principio te tramposa, pero no con los demás) jajajaja

    ResponderEliminar

Seguidores

Contribuyentes